jueves, 23 de noviembre de 2017

Dragon Kings: Así sí (y reflexiones cuñadas)

   La verdad es que hoy me apetecía más parlotear sobre EL CROWFUNDING SALVAJE DE LA SEMANA (Flash ¡A-Ah!), pero como ya había hablado de la anterior (y cancelada) encarnación del crowfunding de Dragon Kings, creo que es de justicia hablar de ésta nueva, sobre todo teniendo en cuenta que ha sido pensada, como decimos aquí de donde yo soy, “con más sentidiño”.





   Dragon Kings es una ambientación de esas que se denominan “agnostic system”, es decir, que lo principal es la ambientación, que se detalla bien, y luego ya se le pondrán reglas. Dejando aparte lo que me molestan estos neo-términos (¿“Sistema agnóstico” vs. “sin reglamento”?), la idea no es mala, y ya hay otras ambientaciones que parten de un libro de ambientación sin reglamento pre-definido (Drakonheim, por ejemplo).

   Sobre la ambientación poco hay que decir que no diga ya el autor en el verkami. Si la compras sabes que estás comprando algo de calidad, bien ilustrado y que cuenta con adaptaciones a distintos sistemas en su idioma original. Ese no era el problema en la anterior versión del crowfunding, el problema era que se trataba de algo confuso y tremendante caro en algunas de las opciones.

   En esta iteración del crowfunding de Dragon Kings se pueden encontrar opciones que pueden interesar a dos tipos de público.

Nivel Attita: 15 euros
PDF de la versión “sin sistema” de la ambientación.

   Atentos, salvajunos, esta es una buena opción para vosotros. Por 15 euros tenéis el pdf con la ambientación traducida, y en la página web de Pinnacle podéis descargaros las reglas de adaptación a Savage para Dragon Kings de forma gratuita.

Desde elpunto de vista del jugador de Savage esto es una gran mejora, ya que en el anterior crowfunding si querías una versión en pdf tenías que desembolsar 35 euros y cargar con unas reglas de D&D 5ª que, igual, ni querías.

Nivel Prajalu: 20 euros
PDF con la ambientación, las reglas para D&D 5ª y dos aventuras.

Buena opción si eres jugador de 5ª.
Ojo. Las reglas de 5ª incluidas son las necesarias para adaptar la ambientación a a D&D, no el reglamento completo de D&D. Aún así, no es mal precio teniendo en cuenta que incluye dos aventuras.

Nivel Penmai: 40 euros
PDF y libro físico (en tapa blanda) de la versión sin sistema. Gastos de envío incluidos. 

Aunque parezca un poco caro para un libro en tapa blanda, en realidad no lo es. La impresión en Drivethrurpg (si el autor sigue con la intención de imprimir ahí) de esta ambientación, a color, podrá rondar los 12 euros en calidad estándar (lo digo sin saber cuantas páginas tendrá finalmente, pero dando por sentado que más de 200).

15 del pdf +12 de impresión + 5 gastos de envío= 32 euros
 (eso contando que la impresión sean 12 y no sea más, sería interesante saber si la calidad de impresión es la estándar o la premium).

Teniendo en cuenta que el primer stretch goal es pasar los libros físicos a tapa dura (unos 5 euros más, aproximadamente, repito que el precio varía según paginación), el margen de beneficio para Mindscape Publishing es bastante adecuado para lo que es un crowfunding (que, recordemos, debe regirse por otras reglas y expectativas de beneficio distintas a las de una preventa).

Nivel Pachyaur: 50 euros
PDF y tapa blanda de: Ambientación, reglamento para D&D 5ª y dos aventuras.

El aumento en el coste de impresión justifica, creo, el aumento de precio.

¿Herole? de Kithus: 100 euros
Además de lo del anterior nivel, incluyen un personaje que les digas (con su correspondiente ilustración) en el libro. Para quien le gusten esas cosas.

Después encontramos niveles para asociaciones y tiendas, que tienen descuentos e incluyen alguna chuche, y para finalizar dos niveles de coleccionista en los que El Artesano del Rey hace versiones encuadernadas especiales.

   Se trata, en resumen, de una buena, y muy mejorada versión del anterior crowfunding.

   Otra cuestión es saber si saldrá adelante. Pese a ser bueno, tiene el requerimiento de 7.000 euros para salir adelante y esa es una meta alta para un crowfunding rolero en España.

   También es lógico que tenga una meta más alta que otros que salen en España, porque en este caso, además de los gastos habituales, hay que pagar unos derechos (royalties), aunque también se podría argumentar que las ilustraciones ya están hechas.

   Y ahora es cuando empieza la parte de “consejos vendo, que para mí no tengo”, o sea, las cuñadas opiniones:

   Toda empresa, editorial, grupo –llamémosle como queramos- tiene una política de publicaciones,  y creo que comprendo la política de publicaciones que pretende seguir Mindscape Publishing (repito,” creo que”): sacar en español material que tiene una calidad contrastada pero que, por el motivo que sea, sigue únicamente en otros idiosmas (preferentemente perfido-albionés), y hacerlo de forma transparente y justa en el proceso de producción (traducción, maquetación, etc).

   Me parece perfecto, lo digo en serio. Pero (aquí aparecen los cuñadismos) ese planteamiento tiene el problema de que es necesario un “músculo editorial” del que un proyecto movido a base de crowfundings carece. El pago de derechos es un verdadero lastre para el proyecto, pero hay que asumirlos por el tipo de proyecto que se busca. ¿Posibles soluciones? En mi cuñada opinión hay varias:

Primera: Buscar material de mucho más prestigio, que la gente se vea irresistiblemente tentada a entrar en el crowfunding mientras se reducen a la mínima expresión los beneficios en el crowfunding.
¡Vaya mierda de opción! seguro que estaréis pensando. Puede parecerlo, pero visto a largo plazo lo que has conseguido es:
  • Tener un elemento más en catálogo, que todo lo que va a dar, a partir de ese momento, son beneficios.
  • Tener el prestigio de haber sido quien ha publicado eso, lo cual permitirá negociar de otra forma futuras licencias y aumentar el prestigio de cara a la afición.

Segunda: Aunque se desvíe de la intención inicial del proyecto, hay que plantearse otras cosas. Material barato de producir y, por tanto, fácil de sacar en crowfunding que incremente el fondo editorial y con sus ganancias te permita comenzar a tener ese “músculo editorial” del que hablábamos antes. ¿Qué opciones se pueden incluir aquí?:
  • ¡Libérate de royalties!: Seguro que conoces a autores de rol. Habla con algunos de ellos, escoged un proyecto y pulidlo hasta que tenga la calidad que quieres. Sácalo con un formato sencillo y atractivo.
  • Saca algo que esté de moda: Los manuales con materiales de calidad contrastada están geniales, pero algo bueno y con mucho tirón también está bien. Ahora, por poner un ejemplo, pero seguro que se te ocurren otros, está de moda el OSR. Hay juegos buenísimos (ACKs, For Gold&Glory…) que no están en castellano. Seguro que los derechos están tirados de precio. La gente del OSR es muy coleccionista y va a comprar. Una edición en PDF por defecto, con posibilidad de impresión en drivethrurpg, te aseguraría un cierto número de ventas (no petarlo, pero sí unas pocas) y añadirías fondos a tu catálogo editorial.
  • Crear una línea de juego: Para el juego o tipos de juego que sea. A los roleros les gustan los libros básicos, pero les gusta más ver expansiones y aventuras. De los juegos que saques y de otros, cuando los royalties te lo permitan, saca material. Tienes autores y grupos creativos en España suficientes para mantenerte provisto de material nuevo durante años, y seguro que lo hacen encantados por un precio muy módico.
  • Saca material para juegos que no sean de tu editorial (cuando las licencias lo permitan): Tu material potencia su juego básico y su juego básico potencia tu material, es un “win-win”. Recurre a tus contactos roleros y busca autores para ese material.
  • Juega con la nostalgia: Esto entraría dentro de la categoría de la producción propia de la que hablamos un poco antes, pero en lugar de buscar algo de moda, busca algo que esté en la memoria colectiva de los roleros y saca material sobre eso. ¿No ha triunfado tanto “Yo fui a la EGB”, que incluso tiene juego de mesa? Pues eso.

   Y me callo ya, que hasta de cuñadear me canso a veces. Suerte con el crowfunding.